Traducción jurada

Una traducción jurada es una traducción firmada y sellada por un traductor acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
El traductor firma y sella que la traducción que ha realizado es una copia fiel y exacta del original.

para qué sirve la traducción jurada

De conformidad con la legislación española, cualquier documento que tenga que surtir efecto legal, tendrá que acompañarse por su debida traducción jurada. Los documentos pueden traducirse al y desde el español a y desde cualquier idioma.
Por lo general, suelen requerir una traducción jurada:

  • Documentos personales oficiales: actas de nacimiento, certificado de antecedentes penales, certificados de matrimonio, carné de conducir, dni, pasaporte, etc.
  • Sentencias o resoluciones judiciales
  • Títulos y expedientes académicos
  • Trámites de adopción
  • Cuentas anuales de empresas
  • Licitaciones públicas
  • Escrituras notariales, poderes notariales
  • Patentes
  • Contratos

legalización

Si el documento se va a presentar en España, basta el sello y la firma del traductor jurado (a no ser que el organismo donde se presente exija algún trámite adicional).
En cambio, en el caso de que los documentos se vayan a presentar en el extranjero, hay que preguntar al organismo que los solicita, que trámites exigen. Normalmente, pueden pedir que conste la apostilla de la Haya, una legalización notarial, o la legalización del Ministerio de Asuntos Exteriores. Es importante realizar estos pasos antes de enviar el documento al extranjero.

%
EXPEDIENTES ACADÉMICOS
%
CERTIFICADOS DE NACIMIENTO
%
CONTRATOS
%
CUENTAS ANUALES